Declaración responsable para tu negocio

 

La declaración responsable es un documento imprescindible que nos permite obtener el permiso del Ayuntamiento para la apertura de un nuevo negocio.

Mediante este documento la persona solicitante, manifiesta bajo su responsabilidad que:

  • Cumple con los requisitos establecidos en la normativa vigente.
  • La documentación acreditativa estará a disposición de la Administración y se compromete a mantener el cumplimiento de lo anterior, durante el período de tiempo relativo a dicho reconocimiento.

La declaración responsable supne un atajo legal, que permite abrir su negocio sin tener que realizar los trámites que suponía las licencias de actividad.

¿Que actividades no permiten una declaración responsable?

 

Dependerá de cada Ayuntamiento y conviene revisarlo antes del inicio de cualquier papeleo para evitarnos gastos innecesarios o pequeños disgustos. Pero, existen una serie de actividades que debido a su seguridad y salubridad del entorno, entre otros motivos, no podrán tramitarse nunca bajo este procedimiento:

  • Estancos
  • Farmacias
  • Bares y restaurantes
  • Puestos ambulantes
  • Venta de combustible
  • Talleres de reparación o inspección técnica de vehículos

¿Cuando presentar la declaración responsable?

 

Para el comienzo de una actividad mediante declaración responsable es imprescindible presentar este documento al Ayuntamiento antes del inicio de la actividad.

La aceptación por parte del Ayuntamiento es inmediata, independientemente de si el local cumple o no con las condiciones de la normativa vigente.

En los siguientes meses a la entrega de la declaración responsable se procederá a la inspección por parte del Ayuntamieno de las instalaciones.

¿Cómo hacer una declaración responsable?

 

El trámite de una declaración responsable es mucho más simple y sencillo que el de una licencia de actividad, pero es conveniente ser cuidadoso en la gestión para evitar problemas.

Como comentábamos con anterioridad, la mera entrega de la declaración responsable ya habilita al propietario a abrir su negocio, pero siempbre bajo el supuesto de que se cumplen las condiciones de la normativa vigente.

De esta forma, si el Ayuntamiento en su inspección comprueba o detecta alguna anomalía, el propietario será sancionado obligando, incluso al cierre del local.

Es por esta razón que se recomienda ponerse en manos de un técnico competente en la realización de declaraciones responsables para que se haga cargo de su gestión.

Suscríbete a nuestro Boletín

Comentarios recientes